loader image
Silla Cesca de Marcel Breuer para Vogue por Mirta Rojas

Piezas extraordinarias: Silla Cesca de Marcel Breuer

Lo que nos pasa con la silla Cesca es FIJACIÓN.
Nos tiene absolutamente enamoradas.

La silla Cesca se diseñó en 1928 por Marcel Breuer, en Berlin. 

Influenciado por la Bauhaus, escuela de diseño y arte que impulsaba las ideas estéticas más importantes del movimiento moderno e interés del diseño industrial y el acero tubular cromado.

Una silla que jamás se patentó, se sigue exhibiendo hoy en día en el museo MOMA de Nueva York.  Marcel Breuer cedió los derechos de producción a Knoll y a Gavina, una empresa de mobiliario italiano que posteriormente Knoll compro. 

Esta silla le debe su nombre a la hija de Marcel Breuer, llamada Cheska. 

Foto Frederika Haus

Aún siendo una silla de finales de los años 20, su diseño perdura a lo largo del tiempo y cualquier persona la asociaría a los años 60, que es cuando más famosa se hizo. 

Combinada con la mesa Tulip de Eeron Saarinen diseñada a finales de los 50, nos parece todo un acierto de estilo y combinación.

Silla cesca de Marcel Breuer combinada con mesa tulip con sobre en mármol blanco
Foto Instagram Julie Sergent

Gracias a la estructura de acero cromado y curvado que tiene la silla Cesc, le da un aspecto de ligereza, todo lo contrario a la sensación que aportaban las patas madera, comunes de la época.

El diseño curvado de las patas se acoplan a una determinada posición del cuerpo humano y hace que tenga un pequeño vaivén de lo más cómodo.

Silla cesca en madera clara y madera de ébano
Foto Knoll

Su estructura de acero cromado combinado con un asiento y respaldo en madera curvada en color natural o ébano, se mezcla elegantemente con la paja  entrelazada. 

Ahora viene la pregunta ¿Quién no quiere tener la silla Cesca en su casa? Desde luego que nosotras sí! Perfecta para salones o para espacios de trabajo, tú decides.

Escritorio con silla cesca y lampara snoopy
Foto Our Food Stories

Deja un comentario